Instituto Juana de Arco

¿Cuándo comenzó a implementarse esta metodología de educación en Argentina?
La primera escuela de pedagogía Waldorf en Argentina fue el Colegio Rudolf Steiner, fundado en 1940 en la localidad de Florida. Actualmente hay más de diez establecimientos que se rigen por este método de enseñanza.

¿Cuales son los principios y fundamentos de la pedagogía Waldorf?
Creada por el filósofo austriaco Rudolf Steiner en 1919 esta pedagogía se fundamenta en una concepción del ser humano basada en la Antroposofía (ciencia del hombre). La Antroposofía propone transitar un camino de conocimiento que le permita al ser humano percibir la realidad no sensible. A tal efecto se define una estructura del hombre como un ser tripartito (cuerpo-alma-espíritu). Esta pedagogía intenta proveer al niño de lo que necesita según su momento evolutivo y no según lo que el sistema social pretende de él. Este sistema de educación postula que los períodos evolutivos del niño se dividen en septenios (cada siete años). La pedagogía Waldorf enfatiza en el juego, el cual se presenta al niño con un orden coherente para incentivar distintas áreas según sus capacidades madurativas: el conocimiento, la afirmación, la confianza, la voluntad, la comunicación y la cooperación con su prójimo, por ejemplo. La vivencia es uno de los aspectos fundamentales que diferencia este método de los otros: en la presencia del hacer - la voluntad- se facilitan los aprendizajes más significativos para los niños. La pedagogía Waldorf pone el acento en el acompañamiento de las diferentes etapas evolutivas del niño por parte del docente y plantea la educación como un desarrollo hacia la libertad individual.

¿Cuales son las características que diferencian a las escuelas Waldorf de las tradicionales?

  • El jardín comienza a la edad de tres años y a él asisten niños de de tres, cuatro, cinco y seis años, en modalidad de salas integradas.
  • La primaria se inicia a los siete años y el maestro de grado acompaña a los niños durante todo el período, que concluye al iniciarse el secundario (el objetivo es que a través del conocimiento profundo de cada niño, el maestro pueda percibir lo que necesita pedagógicamente en cada momento).
  • La enseñanza se organiza por épocas, no hay un horario mosaico. Esto significa que un área de conocimiento se profundiza durante aproximadamente 3 ó 4 semanas y luego se pasa a la siguiente.
  • El alumno va confeccionando su propio cuaderno de aprendizaje a lo largo del período lectivo. El acercamiento al pensamiento abstracto, con textos y otras fuentes de información es progresivo evitando la intelectualización precoz en los niños.
  • El maestro evalúa el proceso de aprendizaje a través del contacto cotidiano con los alumnos. Por este motivo el docente tiene una estrecha y recurrente comunicación con los padres, manteniéndolos informados y propiciando un vínculo de retroalimentación. La evaluación final se da en forma de un registro narrativo que comenta el desempeño del niño a lo largo de todo el ciclo lectivo. Esta peculiaridad, además, procura no fomentar la competitividad.
  • Se incorpora el arte en variadas expresiones como un medio de aprendizaje en las materias curriculares. El canto, la música, el movimiento y las manualidades no sólo tienen sus clases especiales sino que son recursos utilizados en matemática, lengua o ciencias para la elaboración de conocimientos específicos.
  • Los niños participan en talleres de distintos oficios como carpintería, cocina, tejido y jardinería, entre otros.
  • En las aulas se procura que los elementos estén confeccionados o vinculados con productos naturales, evitando los aparatos tecnológicos o los materiales (objetos y juguetes) de plástico. Se considera indispensable que los niños se familiaricen con los productos de la naturaleza, así como con actividades que generen contacto con los mismos.
  • Tan importante como lo que ingerimos por la boca es lo que tenemos que digerir en nuestra alma; de allí que sea de vital importancia proteger los sentidos de los niños: ¿Qué escuchan? ¿Qué ven? ¿Qué sienten?, etc. En la escuela se procura que estas imágenes y "alimentos" estén cuidados y sean acordes a las necesidades del niño.
  • En cuanto a idiomas, se les proporciona desde primer grado alemán e inglés. Se procura con ello que los niños vivencien el "genio de la lengua", sin buscar un bilingüismo prematuro.
  • Se desaconseja firmemente el uso de la TV, la computación para niños, el consumismo en el que esta sumergido la sociedad hoy en día, el abuso de golosinas. Todo esto aleja al niño de su tarea principal, que es el desarrollo de su cuerpo, de sus sentidos de percepción, de su mente y su creatividad.
  • Se fomenta el respeto por los ritmos y cursos naturales de los acontecimientos, por ejemplo un horario regular sano para comer e ir a dormir colabora con los ritmos metabólicos del organismo.
  • Las diferentes escuelas no tienen una dirección unipersonal sino colegiada: un consejo de maestros discute los asuntos pedagógicos y los pone en marcha.
  • Los padres tienen una participación muy importante en la vida institucional ya que son quienes proveen los medios necesarios (edilicios, administrativos, etc) para que la escuela pueda funcionar. Participan, junto con los maestros, en comisiones con diferentes tareas (administración, de comunicación, de mantenimiento, de eventos, etc).
  • La veneración tiene un lugar importante en la educación del niño. Basada en la Antroposofía, la pedagogía Waldorf tiene una orientación cristiana, como camino evolutivo del hombre. Sin embargo, la escuela promueve la educación religiosa en la familia y no en el ámbito escolar. En su lugar, se incentiva a los niños a venerar y contemplar los hechos que tienen que ver con el milagro de la vida, sus ritmos y sus etapas, tales como las estaciones.

¿Puede mi hijo con capacidades especiales concurrir a una escuela Waldorf?
La mayoría de las escuelas cuentan con un equipo pedagógico-terapéutico capaz de acompañar al niño en su desarrollo, evaluando sus capacidades individuales y generando un esquema de aprendizaje que favorezca su avance tanto académico como anímico-espiritual. Es por eso que las escuelas Waldorf son aptas para niños con problemas de aprendizaje o necesidades especiales. Cada escuela organiza la manera y medida en que estos niños se incorporan a los grados para lograr un armónico equilibrio.

¿Qué sucedería en el caso de que mi hijo, por cualquier eventualidad, tuviera que concurrir a una escuela con pedagogía tradicional luego de haber asistido en una escuela Waldorf?
Los contenidos que se enseñan en una escuela Waldorf contemplan los establecidos por la enseñanza oficial (cuenta con el reconocimiento del Ministerio de Educación del Gobierno de la Ciudad a traves de la DGEGP) y agregan otros propios de la curricula Waldorf. Los niños se adaptan con naturalidad a otros sistemas educativos y, si egresan de una escuela Waldorf, no presentan problemas al iniciarse en la Universidad o cualquier estudio terciario.

¿Todas las escuelas Waldorf son iguales?
La mayoría de las escuelas pertenecen a un movimiento pedagógico reconocido en todo el mundo, incluso por la UNESCO. Pero cada una de ellas responde al principio de la libertad en el ámbito de la educación, así la forma en la que se imparten las clases, la manera de organización interna es diferente, ya que se conforman distintas comunidades de niños, padres y maestros.